|  NOTICIAS


Lunes, 13 Noviembre 2017 08:29

La XXI Escuela de Otoño de Cáritas Diocesana logra reunir a 450 voluntarios de la entidad

Este fin de semana se ha celebrado en Pilas, bajo el lema “Llamados a ser comunidad”, el mayor encuentro de formación y fraternidad de voluntarios de Cáritas Sevilla.

Cáritas Diocesana de Sevilla ha celebrado este fin de semana su tradicional Escuela de Otoño. Un encuentro que cumple ya su vigesimoprimera edición y que en esta ocasión ha estado bajo el lema “Llamados a ser comunidad”.

El evento, al que acudieron 450 voluntarios de las distintas Cáritas parroquiales, estuvo acompañado en un primer momento por el obispo auxiliar de Valladolid, mons. Luis J. Argüello, que profundizó e interpeló a los asistentes sobre el cuidado de la espiritualidad de los agentes de Cáritas y guio a los mismos en la llamada recibida a crear comunión en el mundo. Estas cuestiones las desarrolló a través de dos conferencias realizadas durante la tarde del viernes y la mañana del sábado. Sus palabras fueron el motivo y el impulso del trabajo que los voluntarios realizaron esa misma tarde.

Llamados a ser comunidad

Durante la tarde del sábado, reunidos por lugares de procedencia, los voluntarios y colaboradores de Cáritas Sevilla tuvieron la oportunidad de contemplar y cuestionar su acción dentro de la comunidad parroquial. Fue un momento de análisis que dio lugar a la adquisición de pequeños compromisos que permitieran a cada grupo crecer y mejorar su propio ser y estar en Cáritas. De esta forma, pudieron concretar cómo ejercer el servicio hacia los más necesitados y a la misma comunidad parroquial, siempre con la mirada puesta en la exigencia del Evangelio, teniendo como referente la entrega de Jesús hasta el extremo.

Para finalizar el día, tuvo lugar una mesa de experiencias en la que cuatro representantes de distintas Cáritas parroquiales, junto al director de Cáritas Diocesana, Mariano Pérez de Ayala, compartieron la vivencia que desde cada posición se tiene de ser Iglesia en salida. Una Iglesia quesale al encuentro de quien sufre y lo necesita, y que adapta su respuesta según la realidad en la que se inserta.

La mañana del domingo estuvo marcada por la celebración de la eucaristía presidida por el arzobispo de Sevilla, mons. Asenjo; y por la actuación del cantautor Pedro Sosa, que puso el broche final a un encuentro que, una vez más, ha tenido como único objetivo, formar a los agentes de Cáritas desde la llamada que Dios nos hace a ejercer la caridad con sumo cuidado y entrega, dando las herramientas y la atención adecuada a los más vulnerables.

 

 

  •  
  •  
     
     
     
     
     
  • Boletines

     
     
     
     
     
Web Analytics