|  NOTICIAS


Miércoles, 06 Julio 2016 11:19

"Siria: la paz es posible"

La situación de Siria y la región circundante es la crisis humanitaria y de derechos humanos más grave del mundo.

La guerra en Siria ha entrado en su sexto año. Ha causado un sufrimiento sin precedentes a la población siria y una ola de desplazados tanto internos como externos: 7 millones de desplazados internos y 4 millones de refugiados en los países vecinos y otras zonas del mundo.

La paz parece un reto insuperable ya que todas las partes implicadas en el conflicto ejercen una grave y sistemática violación de los derechos humanos y se cometen evidentes violaciones del derecho humanitario internacional.

Frente a ello, Caritas Internationalis ha lanzado la campaña global "Siria: la paz es posible", centrada en la actual crisis y en sus consecuencias de desplazamiento y éxodo forzoso para millones de personas.

Con ella, la red internacional desea reflejar y unificar las voces de muchas personas de la confederación
de Caritas, exigiendo un alto el fuego inmediato y efectivo y una disminución de las hostilidades en el país, y pidiendo a los gobiernos que se comprometan para llegar a una resolución política del conflicto.

Caritas Internationalis está formada por 165 organizaciones católicas, esforzadas en marcar una positiva diferencia en la vida diaria de todos aquellos que siguen teniendo que abandonar sus hogares y encontrar fuerzas y valor en su viaje hacia lo desconocido.

Partiendo de est compromiso, Caritas Internationalis llama a todas sus organizaciones a contribuir, en la medida de sus posibilidades, en apoyo y colaboración con las instituciones de Cáritas en Oriente Próximo:

  • a fomentar un entorno favorable para un diálogo de paz exitoso entre las partes directas e indirectas del conflicto;
  • a asegurar que la política exterior e interior no contribuye a la continuación del conflicto ni socava los esfuerzos para llegar a una solución de los enfrentamientos que sea abierta, duradera y pacífica;
  • a promover la cohesión social tanto dentro como fuera de Siria (refugiados, desplazados internos y población local) acogiendo a los desplazados, como un paso en favor de la paz;
  • a fomentar la educación para la paz y los proyectos centrados en los medios de sustento de los refugiados y de la población local que vive en la pobreza;
  • a maximizar las oportunidades de acceso a la ayuda humanitaria en zonas de difícil acceso.

Es fácil pensar que el asunto es demasiado complejo, demasiado turbulento y que poco podemos hacer para lograr el cambio. Sin embargo, cada uno de los días que pasa sin que haya una respuesta internacional efectiva agrava la miseria de la población civil siria.

Por eso, invitamos a todos los activistas de Caritas, cada uno en su ámbito de presencia y acción pastoral, desde las parroquias a los niveles directivos de la institución, a conocer la campaña y a promover actividades de movilización y sensibilización en las líneas propuestas en sus materiales y herramientas.

 

 

  •  
  •  
     
     
     
     
     
  • Boletines

     
     
     
     
     
Web Analytics