|  CAMPAÑAS

Vocación cristiana, presencia evangélica, compromiso social

Siendo la Caridad una tarea prioritaria en la vida pastoral de nuestra Archidiócesis, como acertadamente han destacado nuestros obispos en su reciente carta pastoral: “Cuando insistimos en el empeño por la caridad en todas nuestras comunidades diocesanas en la actual coyuntura de crisis económica severa (…)”n.13,el “Primer Domingo de Octubre”, que como los primeros domingos de cada mes se tiene en nuestra Archidiócesis una dedicación especial a los pobres, será un momento privilegiado para que, en la Eucaristía dominical, se realice en las distintas parroquias el “Rito de envío de los ministros de la caridad”

Con este rito, miembros de la comunidad parroquial, manifiestan el deseo de consagrarse con mayor empeño al ministerio de la caridad, en nombre de la Iglesia. Convencidos de que la ley fundamental de la perfección humana y, por tanto, de la transformación del mundo es el mandamiento nuevo del amor, piden ser contados entre los servidores de los hermanos más necesitados de la comunidad, y se invoque sobre ellos la bendición divina, para poder realizar este ministerio con el espíritu del Señor.

Si bien la caridad es un servicio que corresponde realizar a todos los discípulos de Jesucristo, que descubren la presencia del Señor en toda persona que sufre injusticia o está necesitada de cualquier tipo de ayuda, hermanos y hermanas nuestros, al trabajar como miembros del grupo de Cáritas en nuestras parroquias, asumen este compromiso con una exigencia mayor. Los voluntarios de Cáritas prestan una valiosísima colaboración a la misión caritativa y social de la Iglesia y, en consecuencia, trabajan en su nombre, abriendo a todos los hombres los caminos del amor cristiano y de la fraternidad universal.

Materiales

-Cartel.
-Tarjeta de oración.
-Guión litúrgico.
-Rito de bendición de los ministros de la caridad.

  •  
  •  
     
     
     
     
     
  • Boletines

     
     
     
     
     
Web Analytics