La Hermandad de los Estudiantes y Cáritas Universitaria presentan su programa de ayudas para el curso 2020-21

El programa ‘Estudiantes’ de ayudas sociales a universitarios alcanza su novena edición e incorpora una nueva modalidad para damnificados socialmente por el COVID19.
 

El programa ‘Estudiantes’ de ayudas sociales a universitarios alcanza su novena edición e incorpora una nueva modalidad para damnificados socialmente por el COVID19.
 

 
La Hermandad de los Estudiantes y Cáritas Universitaria -con el apoyo de Fundación Persán, la Fundación La Caixa, la Fundación Ayesa, la Fundación Caja de Ingenieros y Automóviles Berrocar S.L.- han convocado un nuevo paquete de ayudas sociales del ‘Programa Estudiantes’, destinado a estudiantes de la Universidad de Sevilla en dificultad social.
 
El programa oferta este año un total de 95 becas para universitarios que sufran dificultades económicas durante el curso 2020-2021. Se trata de la novena edición de este programa de ayudas que nació en el curso 2012-13. 
 
La convocatoria contempla como novedad la incorporación de pleno en sus bases de una nueva modalidad de becas para afectados socialmente por el COVID19, por lo que ya son nueve los tipos de ayudas diferentes que oferta el programa para estudiantes universitarios de grado -quedan excluidos los alumnos de posgrado, máster o doctorado-, asignables en función de criterios como el de su situación socio-familiar, su rendimiento académico o la carestía de cualquier otro tipo de ayudas públicas.
 
45.500 euros repartidos en 9 modalidades
 
El programa prevé conceder en este curso ayudas por un importe global cercano a los 45.500 euros y repartidas según las siguientes modalidades: 
 
  • Cinco ayudas-préstamo de 500 euros cada una para estudiantes de primer curso de grado.
  • 15 ayudas de 500 euros para estudiantes que hayan superado el 60 % de los créditos matriculados en el curso anterior y no puedan acceder a ningún tipo de ayudas públicas.
  • 10 ayudas de transporte de 500 euros cada una para estudiantes que hayan superado el 60% de los créditos del curso precedente y residan fuera de Sevilla capital.
  • Cinco ayudas de 500 euros para material y desplazamiento destinadas a estudiantes con discapacidad, que hayan superado el 50% de los créditos matriculados en el curso anterior y que no puedan acceder a ningún tipo de ayudas públicas.
  • 10 ayudas auxilio de hasta 750 euros para estudiantes a los que se les han denegado las ayudas públicas y estén apercibidos de anulación de matrícula.
  • 15 ayudas de manutención de 200 euros para la adquisición de alimentos y productos de primera necesidad a través del Economato Social del Casco Antiguo.
  • 10 ayudas por un máximo de 750 euros para sufragar gastos de estancia, alquiler, alojamiento o residencia.
  • 10 ayudas de 250 euros cada una para material académico, compra de libros, acceso a la conectividad e internet, formación a distancia, y obtención de B1-B2.
  • Y como novedad, 15 ayudas de hasta 500 euros cada una para afectados colaterales del COVID19.
 
Para acceder a las ayudas, los estudiantes interesados deberán presentar una solicitud junto con los documentos requeridos en el Registro General de la Universidad de Sevilla (Rectorado, calle San Fernando 4, 41004) o en el Registro General Auxiliar de la Universidad de Sevilla (Pabellón de Brasil, en el Paseo de las Delicias s/n, 41013). 
 
En caso de cumplir con los requisitos exigidos, los estudiantes universitarios podrán optar a más de una ayuda cumplimentando la correspondiente solicitud de forma separada según la modalidad. Las solicitudes de ayuda se pueden descargar en las siguientes direcciones: www.sarus.es y www.hermandaddelosestudiantes.es
 
La firma oficial del convenio de colaboración y presentación pública del Programa Estudiantes tuvo lugar en el vestíbulo del Rectorado de la Universidad de Sevilla en un acto en el que participaron el director de Caritas Diocesana Universitaria, Andrés Pablo Guija Rodríguez, la presidenta de la Fundación Persán, Concepción Yoldi García, la directora territorial de CaixaBank en Andalucía Occidental, María Jesús Catalá Buera, la presidenta de la Fundación Ayesa, Ana Mª Manzanares Abásolo, el representante de la Fundación Caja de Ingenieros, Juan Antonio González Marín, el presidente de Automóviles Berrocar, Manuel Berrocal, la directora del Secretariado de Relaciones Institucionales de la Universidad de Sevilla, Elena Leal, el Hermano Mayor de los Estudiantes, Jesús Resa Rodríguez, y el coordinador general del Programa y diputado de Acción Social de la cofradía universitaria, José Antonio de Paz Crespo.
 
Más de 800 alumnos se han podido beneficiar de las ayudas
 
El Programa ha atendido ya en sus ocho ediciones anteriores a más de 800 alumnos, por lo que como destacó el diputado de Acción Social de la Hermandad, se trata de un programa “ya asentado que ha supuesto desde su inicio un mecanismo de igualdad y promoción social para centenares de alumnos y alumnas a lo que hemos ayudado a iniciar, proseguir o concluir sus estudios”.
 
De Paz también habló de la nueva modalidad de becas para afectados por la crisis económica derivada del COVID19. “Hemos detectado que fruto de la pandemia, y con el cese o rebaja de ingresos por parte de un gran sector de la población, una importante cantidad de alumnos universitarios ve peligrar el abono de las cantidades pendientes de sus matrículas. En consecuencia, siendo conscientes de esta novedosa circunstancia, ya desde el pasado mes de mayo ofertamos una nueva ayuda para el abono de plazos de matrícula pendientes para aquellos alumnos de la Universidad de Sevilla que, bien ellos directamente o bien sus familias, se hayan visto afectados por el COVID19 a causa de despidos, extinción de contratos laborales, ERES, ERTES, o minoración de ingresos a fin de poder abonar los plazos que aún tuvieran pendientes de abono de sus matrículas”.
 
Por su parte, el director de Cáritas Universitaria y director espiritual de la Hermandad de Estudiantes, Andrés Pablo Guija, manifestó que, dadas las circunstanciales actuales, “en este curso no se ha parado de recibir solicitudes de ayuda a este programa ni siquiera en verano”, dejando claro que esta sociedad “no puede permitirse que un alumno abandone su carrera o los estudios por problemas económicos ya que el progreso de la sociedad depende de la formación integral de sus profesionales”.
 
Para esta nueva convocatoria se ha reforzado el equipo de voluntariado del programa.