Cáritas Indonesia -conocida localmente como Karina- está llevando a cabo, desde las horas posteriores al grave terremoto y posterior tsunami que asoló el pasado viernes las costas orientales de las Islas Célebes (Sulawesi), una identificación de las necesidades más urgentes en coordinación con los organismos del Gobierno y otras agencias humanitarias no gubernamentales.
 
De acuerdo con los datos facilitados por Karina a la red internacional de Cáritas, hay una gran necesidad de alimentos, agua, refugio temporal y medicinas, que son las prioridades en las que la red Cáritas en Indonesia está centrando su respuesta en esta primera fase de la emergencia y en la que, con toda probabilidad, tendrá que seguir poniendo el foco en los próximos meses. 
 

Varias crisis humanitarias volvieron a golpear en 2017 las vidas de millones de personas, la mayoría, vulnerables. Algunas eran nuevas como los desastres repentinos como las devastadoras tormentas en el Caribe, pero otras eran crisis tremendamente arraigadas como la guerra en Siria, la sequía en el Cuerno de África, la amenazante violencia en Myanmar…en definitiva, migrantes y refugiados siguieron experimentando el peligro, la pobreza y la violencia, quisieron escapar de todo ello, y se encontraron con puertas y mentes cerradas.

La zona del Sahel se enfrenta a su peor crisis alimentaria desde 2012, situación que ya había sido prevista por distintos indicadores, pero que finalmente ha sido mucho peor de lo esperado. Los factores que han acentuado esta crisis son la escasez de lluvias, los conflictos armados que persisten en la zona y la subida de precios de los alimentos. El Sahel comprende los países de Senegal, Mali, Burkina Faso, Níger, Chad y Mauritania.

El Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral ha lanzado un vídeo conmemorativo del tercer aniversario de la publicación de la encíclica Laudato Si’ del papa Francisco sobre el cuidado de la Casa Común.
 
Ese vídeo resume las ideas centrales de la Conferencia Internacional que, bajo el lema “Salvar nuestra casa común y el futuro de la vida sobre la Tierra”, se celebró en la Ciudad del Vaticano los días 5 y 6 de julio para reflexionar sobre los retos que son necesarios asumir para avanzar en el desarrollo de la visión propuesta por Francisco en la citada encíclica.

La aguda crisis humana que afronta Venezuela ha traspasado las fronteras del país y ya se extiende hacia los países vecinos, hacia los que, en los últimos meses, han salido más de 3 millones de refugiados venezolanos. Dada la magnitud de este éxodo, las Cáritas de Brasil, Colombia y Ecuador han lanzado a la red internacional de Cáritas llamamientos de emergencia con el fin de poder recabar los fondos necesarios para financiar planes de asistencia humanitaria a los refugiados.