Viernes, 05 Abril 2019 09:40

Cuando la edad es vida vivida y compartida

Los pasados 2 y 4 de abril se celebró en la aldea del Rocío de Almonte, el XXIII Encuentro Diocesano de Mayores en el que participaron alrededor de ciento sesenta personas.

Recuerdo una vez, estando de campamento, en la que un misionero, que caminaba por la que entonces era su casa, se paró frente a un chico que le preguntó la edad y al conocerla, el adolescente le contestó: "¡Hala! ¡que viejo!" El sacerdote, muy lejos de sentirse ofendido, sonrió y dijo a aquel pequeño: "No hijo, no soy viejo, es que tengo mucha juventud acumulada".