Miércoles, 27 Noviembre 2019 12:03

XV Fiesta del Migrante en la Cáritas Parroquial Nuestra Señora de Guía de Camas

XV Fiesta del Migrante en la Cáritas Parroquial Nuestra Señora de Guía de Camas
La Cáritas Parroquial Nuestra Señora de Guía de Camas celebró, como ya va siendo costumbre, la XV Fiesta del Migrante el pasado viernes día 15 de noviembre en la sede de La Pañoleta. El evento contó con una gran asistencia de los feligreses y participantes de la Parroquia, así como de personas migrantes del barrio de nacionalidad rumana, boliviana o africana, además de las que están acogidas en la Fundación Federico Ozanán.
 
 
La fiesta comenzó con una introducción y acogida que corrió a cargo del párroco de la iglesia camera, Francisco Diz-Lois, que hizo referencia a la unión y convivencia de todos los presentes bajo un mismo Padre común del que todos somos hermanos.
 
Después, Maravi, voluntaria de Cáritas, presentó a Mbayet, acogido senegalés y presidente del colectivo de los manteros, licenciado en Filosofía (francés) por la Universidad de UCAD en Dakar y que acaba de terminar un curso teórico-práctico de Mantenimiento de Edificios impartido por Cáritas Diocesana de Sevilla. El joven expuso ante todos los asistentes su experiencia desde que salió de su país hasta el momento actual, los esfuerzos constantes que tuvo que realizar y su agradecimiento a todas las personas que le habían ayudado en su difícil y largo caminar.
 
Tras el testimonio, se pudo disfrutar de un buen rato de convivencia degustando las comidas típicas que llevaron los participantes al evento, a la vez que la velada estuvo amenizada por el grupo africano de música actual ‘Anima Vitae flamenco social’.
 
Antes de finalizar la fiesta, María Jesús Trigueros, directora de Cáritas Parroquial, se dirigió a todos los asistentes con una oración a modo de acción de gracias preparada para la ocasión y que acabó con todos los asistentes cogidos de la mano. La oración preparada fue:
 
  • A Ti, Amor universal, te pedimos que llenes nuestros corazones de alegría y paz.
  • Danos fuerza para proclamar tu amor con todas las personas que nos encontramos en el día a día.
  • Que nuestro credo nunca sea un motivo de separación en la Humanidad sino de unión entre todos, porque de una manera u otra todos invocamos al mismo Dios, el Dios del Amor, de la Vida, la Paz y el Bien.
  • Que el Amor siempre esté en nuestro corazón, en nuestra mente, en nuestras manos y en nuestros labios
  • Que Él nos bendiga a todos.