Sala de prensa

COVID-19 “Ayúdanos a estar cerca”

 Cáritas Diocesana de Sevilla llama a la solidaridad ciudadana ante el aumento de las demandas de ayuda.

COVID-19 Seguimos estando al lado de nuestros mayores

Mantener los cuidados y fomentar el apoyo emocional, factores esenciales en nuestro acompañamiento a este colectivo.
 

Mantener los cuidados y fomentar el apoyo emocional, factores esenciales en nuestro acompañamiento a este colectivo.
 

 
La actual situación que están viviendo muchos hogares por la pandemia del COVID19, sobre todo en los que viven personas que pertenecen a los colectivos más vulnerables, requieren medidas especiales y estar más cerca de ellos que nunca. Un gesto, una mirada o una llamada telefónica tranquilizadora puede significar mucho en estos momentos tan duros.
 
Mari Carmen es una de las ocho empleadas del hogar que Cáritas Diocesana de Sevilla pone a disposición de las 23 personas mayores que atiende en sus proyectos. Personas en situación de grave vulnerabilidad con un alto grado de dependencia y una falta de apoyo familiar y de ingresos económicos. 
 
Cada mañana, ella se levanta y coge el metro hasta llegar a su primera casa, la de Luisa. Allí, le proporciona los cuidados de higiene personal, limpieza del hogar, realiza la compra de alimentación y farmacia que pueda necesitar, y le hace la comida y para dejárselo todo preparado para que el resto del día pueda desenvolverse con la mayor facilidad posible, cuidando con especial atención las medidas de seguridad y sanidad que aseguren el bienestar tanto de ella como de Luisa . 
 
Además de hacer todas estas cosas, Mari Carmen se preocupa de estar con ella, de charlar un rato y asegurarse de que antes de irse, Luisa se queda tranquila y contenta. Al terminar allí, vuelve a coger el transporte y realiza el mismo trabajo en el resto de casa que le quedan por visitar en su jornada. Cuando esta termina, vuelve a al hogar con los suyos donde repone energías para al día siguiente, para volver a realizar lo que ahora mismo es más que un trabajo. 
 
Además de ella y otras siete empleadas del hogar, hay un voluntariado de 12 personas que llama diariamente a estos mayores para mostrar interés por ellos, compartir un tiempo de charla y hacerles compañía vía telefónica, de manera que sientan que están presentes para lo que necesiten y se preocupan por ellos, que sientan que están protegidos más si cabe en esta situación especial por la que el coronavirus nos está haciendo pasar. Mostrar desde la lejanía que nunca antes se ha estado tan cerca.
 
Cáritas Diocesana de Sevilla busca siempre hacerse presente entre las personas más vulnerables, por lo que en estos momentos en los que el COVID19 hace que vivamos unas circunstancias más especiales no va a ser menos. El apoyo emocional y la contención de estrés cobran ahora especial importancia en la acción que desarrollamos con nuestros mayores, ya que pueden llegar a sentirse muy solos ante la incertidumbre de lo que pasará mañana. 
 
Permanecer con ellos para darle seguridad, tranquilidad y compañía en medio de esta crisis. Ese es el objetivo principal donde ahora más que nunca cada gesto cuenta y la caridad no cierra.